Birmania

Birmania

Las terribles negaciones de Aung San Suu Kyi

En 2012, tras la primera victoria de la Liga Nacional para la Democracia (LND), partido político dirigido por Aung San Suu Kyi, los periodistas birmanos tenían la esperanza de ya no temer que los detuvieran y encarcelaran si criticaban al gobierno o a los militares. No obstante, la libertad de prensa no es una prioridad del gobierno de la “Dama de Rangún”, en el poder desde 2016. Entre 2013 y 2017 el país había ascendido 20 lugares en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa, pero actualmente se observa un fuerte deterioro de la situación. El golpe más violento a la libertad de prensa fue la condena a siete años de prisión de Wa Lone y Kyaw Soe Oo, periodistas de Reuters, en septiembre de 2018; su único crimen fue haber intentado investigar la limpieza étnica contra la minoría musulmana rohinyá, a manos del ejército birmano. Éste es un tema tabú, a tal grado que oficialmente se prohibió emplear el término “rohinyá”. Esto condujo a que diversos medios de comunicación dejaran de trabajar en el país. Muchos periodistas aún son juzgados con base en el artículo 66(D) de la ley de telecomunicaciones, que sanciona la difamación e impide el libre ejercicio del periodismo de investigación. Desde que Aung San Suu Kyi llegó al poder, decenas de periodistas han enfrentado procesos penales por haber intentado hacer su trabajo.

138
en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2019

Clasificación

-1

137 en 2018

Puntuación

+1.77

43.15 en 2018

  • 0
    periodistas muertos en 2019
  • 0
    Periodistas ciudadanos asesinados en 2019
  • 0
    colaboradores muertos en 2019
Ver el Barómetro