Australia

Australia

El periodismo de investigación, en peligro

Australia cuenta con medios de comunicación públicos de calidad, no obstante, este país se distingue por la gran concentración de los medios de comunicación –una de las mayores del mundo–. Esta tendencia se acentuó cuando en julio de 2018 el gigante Nine Entertainment absorbió al grupo Fairfax. Este gigante empresarial se guía por una lógica comercial, en la que prima la reducción de costos; lo mismo sucede con otro mastodonte del país, el grupo News Corp, de Rupert Murdoch. Bajo la dirección del conservador Primer Ministro, Scott Morrison, el gobierno ha perdido todo interés en regular el mercado. Este paisaje mediático deja un menor espacio al periodismo de investigación. Además, los profesionales de la información independientes y los informantes (whistleblowers) deben sortear legislaciones drásticas: en 2018 se aprobó una ley relativa a la difamación, una de las más duras de los países democráticos liberales. A esto se suman las leyes relativas al terrorismo y la seguridad nacional, que hacen casi imposible abordar estos temas. De facto, los periodistas no tienen acceso a los centros de detención para inmigrantes que Australia tiene en las islas Manus y Nauru, que se han convertido en agujeros negros de la información.

21
en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2019

Clasificación

-2

19 en 2018

Puntuación

+1.09

15.46 en 2018

  • 0
    periodistas muertos en 2019
  • 0
    Periodistas ciudadanos asesinados en 2019
  • 0
    colaboradores muertos en 2019
Ver el Barómetro